Aspartamo, ahora sí!

Llevamos unos años con el debate Aspartamo sí – Aspartamo no sin llegar a una conclusión fiable hasta el momento sobre la seguridad de consumir edulcorantes bajos en calorías, especialmente durante el embarazo.

A principio de este mes, julio, la Agencia Francesa para la Alimentación, el Medio Ambiente, la Seguridad y la Salud Laboral (Anses) acaban de dictaminar que efectivamente es seguro el consumo de edulcorantes bajos en calorías, aspartamo incluido, para cualquier sector de la población, haciendo hincapié en las mujeres en estado gestacional.

Anteriormente, hace más de un año, la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y el ANSES habían informado sobre el consumo seguro y ahora se reafirman.

Hasta el momento, yo tenía muchísimas dudas y sigo teniéndolas a pesar de esto pero sin duda el consumo controlado no debería suponer ningún riesgo si tantos estudios se han realizado. La ISA, un organismo que reúne a los principales fabricantes del mercado de edulcorantes bajos en calorías, llevan mucho tiempo estudiando los beneficios y seguridad del uso de estos edulcorantes. En la ISA también se incluyen los consumidores o usuarios y las productoras, con lo que se intenta fomentar el consumo desde la tranquilidad y seguridad que supone el no correr ningún riesgo.

Estando embarazada es importante alimentarse correctamente y cuidarnos en la ingesta de calorías, es preferible dejar las calorías para otros alimentos necesarios y reemplazar los azúcares con edulcorantes bajos en calorías que nos permitan beber o comer sabiendo que estamos reduciendo el consumo de azúcar.

El consumo de azúcar durante el embarazo es un tema importante, mucho más para aquellas que sufren de diabetes gestacional o quieren evitarla, y por supuesto para controlar el peso y ¡evitar las caries! algo más frecuente durante el embarazo y en lo que muchas matronas insisten en el especial cuidado bucodental.

¡Sin duda una buena noticia para todas las madres embarazadas y las mujeres en general! Algo que me preocupaba y por lo que controlaba muchísimo mi consumo de bebidas gaseosas o edulcorantes en general.

Post patrocinado