La displasia de cadera, una condición que se puede evitar.

La displasia de cadera es una alteración de la unión del fémur y la cadera que normalmente se desarrolla en los bebés recién nacidos, o en bebés que han sido porteados de manera no adecuada.

La displasia puede ser congénita (heredada genéticamente) o adquirida, siendo la primera bastante común, ya que se calcula que el 1,5 % de todos los bebés nacidos padecen de alguna malformación en la articulación, que por lo general se acaba corrigiendo en los meses siguientes al parto. Sin embargo, la recuperación no se da de manera automática: La posición que adopta naturalmente un bebé ayuda a corregir el desplazamiento.

Leer másLa displasia de cadera, una condición que se puede evitar.