Kids Kontrol

Kid

Desde la universidad nos llega un producto para familias que aún no sabemos muy bien cómo calificar; como tiene su parte muy, muy práctica, os lo presentamos y decidimos en familia.

¿Su formato? Una aplicación para móviles y tablets. ¿Qué si tiene nombre? Si: Kids Kontrol, control de los niños. De momento, ese nombre, me pone en guardia, más que otra cosa ϑ

Si nos paseamos por la web descubrimos una aplicación que nos ayuda a gestionar una parte importante del día a día de nuestros vástagos.

¡Ah¡ ¡que no vamos a controlar a los niños y niñas, sino su actividad! Me digo, sonriendo.

Yo tengo esa cosa contradictoria de adorar el control propio sobre lo propio, y estar en franco desacuerdo con el control de otros sobre lo que me es propio o, en el caso de nuestros hijos, me parece una intromisión según qué control sobre ellos y su vida. Ya digo, contradictoria que es una…

Volvamos a lo nuestro. Kids Kontrol es una agenda virtual que permite gestionar diferentes áreas que más o menos nos toca abordar a diario en la vida familiar: citas médicas, vacunas y compañía; hitos escolares –que si un examen, que si una representación escolar, materiales que aportar al colegio. Las clases extraescolares o sustitutivos varios –hoy estará con el tío Andrés por la tarde; le toca un cumpleaños y logística para acudir; o los gastos relacionados con la actividad de nuestros pequeños.

La gracia es que puedes sincronizarla a tiempo real con la aplicación que use otra persona, ya sea tu pareja o una persona que cuide a los pequeñajos, pongamos. ¡Esto me parece bárbaro! A mi parecer, es lo más valioso de la aplicación.

Pienso en lo pesado que puede llegar a ser compartir la información del día a día sobre nuestras hijas, ¿No os pasáis la vida explicando a vuestra pareja y otros adultos a qué hora es el evento x, a qué hora se le recoge en el cole para poder llegar, etc?

¿Os imagináis no tener que explicar que mañana Laura debe tomar un potingue médico x veces, que saldrá un poquitín tarde del cole porque tiene una clase diferente, y que al recogerla hay que dejar en el cole un libro que tiene que devolver sin falta; que, a la vuelta, hay que comprar un lápiz de dibujo que usará al día siguiente, y que paséis a dar unos besos a la abuela, que fue su cumpleaños, y…?

¿Os imagináis dar a las teclas un rato y que la otra persona lo halle, por escrito, en cualquier momento, sin gasto de saliva, teléfono ni tiempo?

Si la aplicación funciona bien puede ser otra buena herramienta para mejorar nuestra gestión. Puede simplificar la logística familiar. Y, esto, señoras y señores, es toda una idea…

Si es así olvidaré hasta la poco agraciada iconografía del chisme…

Existe una versión gratuita de prueba, también:

A mí no me apetece que ninguna aplicación o aparato sustituya el trato real con los otros seres humanos que cuidan de mi hijo. Y, cuando no es gente de la familia o de la familia de amigos, necesito trato directo (olernos de vez en cuando, ver cómo gesticulamos al hablar o cómo nos sentamos.; cosas así) para confiar, o para restablecer o corroborar la confianza ya hecha.

Sin embargo, soy consciente –y lo vivo, qué caray- de la carrera de fondo que supone informar al otro de las cosas de a diario.  Me quedo, pues, con los recursos de gestión. Y esta app es uno de ellos. Os invitamos a probarlo y que nos contéis qué resultado os da.

Me quedo con más tiempo y espacio para mí, para sonreír, para reírme con los pequeños, para jugar más. ¡Votamos por el tiempo familiar!