Revista Con apego | El pescado en los niños
1186
post-template-default,single,single-post,postid-1186,single-format-standard,edgt-core-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-2.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El pescado en los niños

pescado niños

Sabemos que es muy importante llevar una dieta saludable, manteniendo buenos hábitos alimentarios y evitando el consumo de alimentos perjudiciales para la salud, bueno, esto cobra aun mas importancia en el caso de los niños, porque se encuentran en etapa de crecimiento y necesitan de ciertos nutrientes para poder crecer sanos.

Por experiencia sabemos que a veces puede resultar un poco difícil alimentar a un niño, ya que a ciertas edades están mas interesados por el mundo que los rodea que por la comida y tienden a rechazar ciertos alimentos.

Sin embargo hay algunos que son indispensables y que los niños deben consumir aunque no les agrade mucho, es el caso del pescado por ejemplo, éste es uno de los alimentos mas rechazados por los niños. Para poder hacer frente a este problema, lo primero que tenemos que hacer es lograr que la hora de la comida sea un momento agradable, cuidando la preparación, el sabor y la variedad de los alimentos, lo cual va a permitir al niño disfrutar de una alimentación sana y equilibrada.

A partir de los 10 meses, los bebes ya pueden empezar a consumir pescado, puede hacerse triturado con puré de verduras. En el caso de que en la familia haya antecedentes de alergia, lo mejor es retrasar su introducción hasta el año de edad. Siempre debemos comenzar con pescados blancos como la merluza, la pescadilla, el lenguado, el bacalao, la lubina. El pescado azul debe introducirse a partir de los 18 meses, ya que éste tiene un alto porcentaje de grasa y su sabor es mas fuerte.

Pero, como conseguir que lo coman? 

Primero, hay que saber elegirlos, siempre dárselos sin espinas, en filetes o en lomos. Podéis macerarlos con limón, aceite y hierbas aromáticas así su sabor no sera tan fuerte y lo aceptaran mejor. La forma de cocinarlo también influye en su sabor y en el rechazo de los niños, cocinado a la plancha o hervido su sabor y olor es mas fuerte, podéis cocinarlo al horno, empanado, rebozado, con verduras, hay muchas formas de prepararlo y esto hará que los niños no se aburran de comer siempre lo mismo. Probar  acompañarlo con guarniciones que llamen su atención o con salsas nutritivas en la que puedan mojarlo y de esta forma disimular su sabor con otro que les gusta.

Si tenemos en cuenta estos consejos podemos darles a nuestros hijos una alimentación equilibrada. En otra entrada te daré algunas recetas con pescado para que probéis dárselos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments

comments

Share Post