Cuántas veces les dices que les quieres

tequiero

Cuando hablamos de criar con apego muchas veces nos quedamos en la filosofía que engloba este tipo de crianza, como si fuera una doctrina con normas y prohibiciones. Dentro de la crianza con apego hay un mundo de detalles que yo visualizo como ladrillos emocionales que construyen ese muro de protección y a la vez ese gran puente entre las emociones y las personas.

Hablarles desde la empatía, desde el sentirles como pequeñas personas, sin maldad pero con un mundo por descubrir, un mundo que de nuestra mano segura deben recorrer, nos hace muchas veces preguntarnos si hacemos lo suficiente… pero yo me pregunto ¿decimos y hacemos lo suficiente?

Cada vez que me despido de mi hijo procuro abrazarlo, el abrazo sin prisa, le doy un gran beso y le recuerdo que le quiero. Parece mecánico visto desde fuera o no, quién sabe, pero no dejo de hacerlo porque mis te quieros no son automáticos, cada uno de ellos los he sentido, cada abrazo me lo guardo en mi corazón porque en cada uno de ellos he sentido los bracitos de mi hijo envolviéndome. Para ellos, que son más emoción que razón, los besos, abrazos y te quieros son la columna vertebral de sus emociones adultas y debería haber sido la nuestra.

Basar una relación en el amor sólo puede estar mal en aquellas personas que no hayan recibido amor ni sepan darlo, soy tajante, pero creo firmemente en ello. Esto no implica que no se les diga cuándo se está equivocado, desde luego que hasta para eso hay que ser firme. Amar bien a tus hijos implica educarles, criarles, enseñarles en el respeto, el amor, la comprensión y la paciencia.

Con los años he podido comprobar como el amor sirve para muchísimas más cosas que hacer sentir bien al otro, es una estructura desde la que todo se puede hablar, debatir, cuestionar y llegar a un punto en común o de entendimiento. ¿Piensas que tus hijos son demasiado pequeños para ello? Si se han criado desde el «aquí se hace lo que yo digo» probablemente nunca llegue el momento en el que sus emociones se puedan poner sobre la mesa sin temor a ser pisoteadas, su opinión no tema ser burlada o lo que es peor, necesite del mal actuar como única manera de llamar nuestra atención.

Practicad el beso + abrazo + te quiero y un día os encontraréis que desde el amor se construyen muchas más cosas que desde la autoridad por roles en la familia….

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments

comments