tatainti

La paternidad y la crianza consciente se inauguran en nuestras vidas en el momento en que nos permitimos mirar hacia nuestro interior e iniciar un diálogo personal en donde conceptos como “figura materna y paterna”, “ritmos”, “renacimiento”, “respeto”, “talentos”, “vínculos”… se nos aparecen con el fin de aprender a ubicarnos en esta etapa de nuestra vida.

Somos cada vez más los padres que, en lo que yo llamo “terapias de parque”,  empezamos a encontrarnos en esta situación. Es entonces cuando, además de los términos antes mencionados, nos atrevemos a verbalizar conceptos no tan agradables como “falta de referencias”, “destete”, “soledad” o “crisis de pareja”. Actualmente, criar comporta realizar excesivas renuncias personales debido a la falta de estructuras eficientes de ayuda, que acaban mermando las energías de los padres, con la consiguiente desatención de las necesidades de los hijos. Plantear una crianza consciente y respetada, con el objetivo de alcanzar una vida familiar plena y feliz, nos pone tristemente de manifiesto que vivimos en un mundo que promueve modelos de crianza deshumanizados y desconectados de las criaturas, donde el rol paterno y materno se diluyen.

Con ello, valientes padres buscan y trabajan por alcanzar un cambio real, centrado en el rescate de valores en lo profundo de nuestra esencia, y constituirse como miembros de una tribu. De hecho, la pertenencia a una tribu es una necesidad.  El ser humano se realiza como persona a través del afecto, las palabras, la validación y las miradas de los miembros de su tribu-familia, que lo proyectan hacia la sociedad a la que pertenece. Además, idealmente, la tribu debería sostener a los padres e intervenir en aspectos domésticos o de crianza conjunta de los niños. Estas tribus y diversos modelos de familias conforman a su vez una red que es base real y definitoria de la sociedad a la que pertenecen, nutriéndose y dinamizándose mutuamente.

Sin embargo, la realidad es que no partimos de un modelo de crianza en tribu. En el número 1 de la revista Con Apego te contamos alternativas a la guardería tradicional.

Amalia Morales Benito

Tata Inti Barcelona

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments

comments