Revista Con apego | Alimentación del bebe en verano
89
post-template-default,single,single-post,postid-89,single-format-standard,edgt-core-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-2.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Alimentación del bebe en verano

alimentacion-bebes-verano

Y se acerca el verano y las tan ansiadas vacaciones! Hoy voy a hablarte de algo que puede interesarte mucho. Como alimentar a tu bebé en verano.

Durante el verano, la salud de los mas pequeños puede verse amenazada, ya que los días muy calurosos pueden provocarles deshidratación, diarrea y hasta un golpe de calor. Por esto, es importante saber que, mas allá de mantenerlos en lugares frescos hay que cuidar mucho de su alimentación.

La importancia de la lactancia materna

Por sus beneficios nutricionales, inmunológicos y para el desarrollo infantil, la leche materna es el alimento ideal para los bebés. Es así que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda amamantar en forma exclusiva al recién nacido hasta el sexto mes y prolongar la lactancia de uno a dos años. En verano y sobre todo en los días de mucho calor, es importante aumentar la frecuencia y/o duración para mantener bien hidratado al bebé.

Alternativas al amamantamiento:

En los casos en los que la lactancia materna por algún motivo resulta insuficiente o no es posible, lo ideal es suplementarla o suplantarla con las llamadas fórmulas infantiles (FI). Estas están diseñadas para cubrir las necesidades nutricionales del bebe para cada etapa de su desarrollo. Siempre que prepares el biberón hay que consumirlo en el momento y debes saber que esta leche ya preparada no puede guardarse mas de una hora ni ser congelada. Nunca hay que conservar la leche sobrante del biberón o calentarla varias veces ya que los cambios reiterados de temperatura pueden favorecer que las bacterias se reproduzcan a niveles no aptos para la salud del bebé.

Otros consejos

Si son niños mayores de 6 meses, aparte del pecho o FI hay que ofrecerles agua o zumos naturales en forma frecuente, no esperar a que nos pidan. Y evitar las bebidas con cafeína,  las muy azucaradas y las que estén muy frías.  Cambien los líquidos o comidas calientes y pesadas.

Recuerda que si tu bebé es menor de 6 meses solo con el pecho de forma frecuente va a estar bien hidratado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments

comments

Share Post